cómo elegir el nombre de marca

Cómo elegir el nombre de marca

Saber cómo elegir el nombre de marca, indisolublemente ligado a la imagen de la misma, es un trámite fundamental si queremos que nuestra empresa sea visible y cada vez más conocida. En el mundo de la mercadotecnia, esta técnica se conoce como naming. Este sencillo anglicismo, que en principio parece aludir a una acción simple, está lleno de matices si atendemos a los requerimientos de la publicidad y del marketing, sea en internet o en el mundo real.

Definir un naming para nuestro negocio no es un simple procedimiento mediante el cual se escoge un nombre que nos guste para nuestro negocio. El naming es una técnica de marketing que nos ofrece herramientas creativas y funcionales para saber cómo elegir el nombre de marca más adecuado en función de nuestros objetivos.

Ello, en resumen, nos obliga a tener en cuenta una serie de requisitos mínimos que debemos analizar con profundidad y atención.

Cómo elegir el nombre de marca

Estudia a tu empresa:

Evidentemente, no podemos seleccionar un nombre al azar. Como bien hemos dicho antes, el cómo elegir el nombre de marca, no se trata de coger el primero que nos suene bien a nosotros. El naming forma parte de un proyecto corporativo complejo y cada pieza del puzzle es fundamental. Solo conociendo nuestros valores, nuestros productos y servicios, sabremos cómo nos llamaremos.

Estudia a tu público:

Otra fase esencial, o podríamos decir que conforma, junto con la anterior, una sola dividida en dos partes. Necesitamos saber qué quieren y qué buscan las personas a las que pretendemos llegar. Un nombre dinámico puede ser ideal para un grupo de gente joven, mientras que el academicismo puede funcionar con estudiantes o investigadores.

Intenta que sea fácil de recordar:

Esto no funcionará si no sabemos elegir un nombre claro, conciso y sencillo desde el punto de vista de la fonética y la gramática. Un galimatías no servirá al propósito de que nuestro nombre empresarial se grabe en la memoria de nuestros clientes. Este último debe ser uno de los propósitos a la hora de saber cómo elegir el nombre de marca.

Procura impactar:

Claridad y sencillez no significa que debamos conformarnos con un nombre simple, sin chispa y sin interés. Podemos recurrir a acrónimos, a juegos de palabras o a creación de palabras nuevas para hacer el naming lo más atractivo posible.

Sin duda, el naming o saber cómo elegir el nombre de marca, como proceso análogo al branding, es un proceso que debemos tomarnos muy en serio si queremos crear una empresa única tanto en lo visual como en cuanto a su propio nombre.

Compárte el post con quien quieras:

<i class="fab fa-facebook" aria-hidden="true"></i> Share on facebook
<i class="fab fa-twitter" aria-hidden="true"></i> Share on twitter
<i class="fab fa-linkedin" aria-hidden="true"></i> Share on linkedin
<i class="fab fa-whatsapp" aria-hidden="true"></i> Share on whatsapp

Gracias por tu mensaje

En breve nos pondremos en contacto contigo.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Soy Ali Bolaño
Hola :)

¿En qué puedo ayudarte?